Presidente de Colombia advierte a Rusia y China y les exige retirar su apoyo al Presidente Maduro

El presidente colombiano, Iván Duque, les ha indicado a Rusia y China que evalúen su apoyo al presidente venezolano, Nicolás Maduro.

“Si quieren tener relaciones en América Latina, pienso que deberían evaluar por qué la mayoría de países del hemisferio han denunciado lo que está pasando en Venezuela”, indicó Duque en una entrevista concedida el domingo al diario estadounidense Washington Post.

El mandatario colombiano, que reiteró su apoyo a la oposición venezolana y al líder golpista y jefe de la Asamblea Nacional (AN) venezolana —declarada en desacato en 2016—, Juan Guaidó, hizo un llamamiento a los países de la región, especialmente a Estados Unidos, a “persuadir” a Moscú y Pekín para que se aparten del actual Gobierno venezolano.

Asimismo, en otra parte de sus declaraciones, Duque endureció su postura contra su par venezolano, alegando que Maduro se enfrenta a sus últimos días “debido a la creciente presión internacional y al aumento de las deserciones de sus fuerzas militares”.

Si quieren tener relaciones en América Latina, pienso que deberían evaluar por qué la mayoría de países del hemisferio han denunciado lo que está pasando en Venezuela”, indicó el presidente colombiano, Iván Duque, al referirse a Rusia y China.

“Maduro está enfrentando sus últimos días. Puede ser un mes o dos, o una semana o un día”, agregó, para después señalar que el mandatario venezolano podría buscar asilo en Cuba, donde “tiene muchos amigos”.

Duque también celebró el regreso el lunes de Guaidó a Venezuela, quien viajó en los últimos días a varios países latinoamericanos, a saber, Colombia, Brasil, Argentina y Ecuador, a pesar de que sobre su persona pesaba una prohibición de salida del país dictada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano.

Desde que Colombia reconoció al opositor Guaidó, autoproclamado presidente interino de la República Bolivariana, secundando por EE.UU. en sus conatos golpistas contra Venezuela, las relaciones entre Caracas y Bogotá se han deteriorado mucho más que antes.

Además del cierre de fronteras con Colombia, Caracas ha roto relaciones diplomáticas con Bogotá, acusando al Gobierno de Duque de apoyar a EE.UU. en sus intentos golpistas contra Maduro.